Hola!

Hoy escribo para contaros como di una segunda vida a unos botes de tabaco que iban a ser tirados a la basura. La verdad es que no tiene mucho misterio, el proceso es:

Tumbar el bote, marcar los bordes y hacerlo rodar.

Cortar el papel del tamaño marcado y pegar con cola. Siempre debe dejarse un centímetro más antes de cortar para luego dar la vuelta a los bordes.

Los papeles para forrar los botes deben tener consistencia. Pueden adquirirse en papelería, los míos son de la tienda Tiger y bolsas de la compra de Pepita Pérez o Women´s Secret.